House sitting: cuidar animales a cambio de alojamiento

Una forma de hospedarse gratis por un largo periodo de tiempo

Más de 137.000 perros y gatos fueron recogidos por refugios y protectoras de animales en España durante el año 2016, según el Estudio de Abandono y Adopción de la Fundación Affinity. Cifras que han disminuido con respecto a años anteriores, pero que siguen siendo alarmantes. De ellos, sólo el 20% constituye a animales perdidos que fueron devueltos a sus dueños gracias a los sistemas de identificación.

Los datos más altos de recogidas corresponden al periodo estival. Muchas personas no pueden hacerse cargo de sus mascotas durante las vacaciones y optan por abandonarlas. Dejando así desamparado al animal, que hasta en un 10% de los casos termina por ser sacrificado.

Para evitar esto, hay dueños que buscan hoteles o alojamientos aptos para animales, otros deciden que sea un familiar o amigo quien se haga cargo de él hasta su regreso. Sin embargo, esta no siempre es una opción y muchas veces no se sabe qué hacer con el animal.

Así surge la iniciativa “House sitting”. Básicamente, consiste en que el dueño de una casa deja que otras personas se alojen de forma gratuita allí, durante el tiempo que esté fuera, a cambio de que cuiden a las mascotas y atiendan la vivienda.

Es un sistema que funciona por todo el mundo y que tiene su base en internet. Existen diferentes agencias y páginas web a través de las cuales dueño y huésped se ponen en contacto.

Un ejemplo de ello es House Guard, una web que funciona como una agencia profesional. Hace de intermediario, realiza entrevistas personales, analiza referencias y selecciona a los cuidadores.

House Carers es una opción gratuita y muy práctica, ya que cuenta con un mapa interactivo en el que encontrar casas donde cuidar mascotas. Ofrece un servicio de ayuda, información sobre fraudes, consejos específicos para el cuidado de perros y gatos…

Happy House Sitters es una plataforma australiana creada en 1999. Es gratuita para los propietarios, y de pago para los viajeros, pasado un plazo de prueba. En su apartado de preguntas y respuestas, destacan que el House Sitting es apto para todos aquellos que ahorren dinero, tengan obras en casa, estén jubilados, viajen, no sepan dónde quieren vivir, amen los animales u odien pagar alquileres.

“Cuando te haces cargo de un animal, no puedes estar haciendo turismo todo el día, lo principal es ese animal”

De igual manera, Claudia, nómada digital y asidua a los House Sitting, destaca que es algo que no sirve para todo el mundo, ya que suelen ser estancias de media y larga duración. “Me parece una cosa realmente increíble. Una manera de ahorrar y viajar, sobre todo para las personas que, como nosotros, viajan a largo recorrido o, por ejemplo, personas que están jubiladas, o algo así, y disponen de más flexibilidad para adaptarse a este tipo de cosas”, explica Claudia.

Alojamiento gratis puede sonar muy bien, pero no se trata de una obra de caridad. House Sitting conlleva una responsabilidad. “Claro, cuando te haces cargo de un animal, no puedes estar haciendo turismo todo el día, lo principal es ese animal. Esos animales tienen que comer a determinadas horas, tienes que sacarlos… Entonces no te puedes ir a la otra punta de la ciudad si quieres, tienes que estar con ellos”, puntualiza Claudia.

Para un nómada, esta puede ser una gran oportunidad, ya que da la posibilidad de conocer una cultura más profundamente que si se hace sólo turismo o no se interactúa con el entorno local. Esto le pasó a Claudia, que tras unos días de turismo en Japón, estuvo cuidando de una perra en su capital. “Te hace estar en la casa de una persona, no en un hotel y hacerte a la idea de cómo es la vida de esa gente ahí. Aunque los dueños no estén allí, estamos en su casa, vamos a los supermercados de alrededor, a los restaurantes…  Por ejemplo, para mí la visión que tenía de Tokio cuando estuve cuidando de la perra cambió muchísimo. De estar unos días de turismo, a estar viviendo durante un mes y medio en un barrio común”.

Una experiencia única y diferente que abre las puertas de cualquier ciudad del mundo, a la vez que se ahorra y se conoce la realidad de esa cultura. House sitting es, en definitiva, una ventaja para todos: dueños, viajeros y animales.

 

Fotografía destacada original: Pixabay.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s